Eibar - Real Sociedad

«El Eibar apura sus últimas opciones de ir a Europa y espero que se lleve la victoria»

Ainhoa Ormaetxea, presidenta de Urko Taldea, en la sede de la peña del Eibar en Donostia./USOZ
Ainhoa Ormaetxea, presidenta de Urko Taldea, en la sede de la peña del Eibar en Donostia. / USOZ

Ainhoa Ormaetxea, hija del recordado entrenador de la Real, preside la peña armera Urko Taldea, cuya sede está en Donostia

L.G.EIBAR.

La Real no es el único equipo que ocupa el corazón de todos los habitantes de Donostia. Junto a la nutrida masa social de la afición txuri-urdin también vive un pequeño grupo de seguidores incondicionales del Eibar. Son apenas una veintena, «pocos, pero bien avenidos y felices por ver al Eibar en Primera», que conforman la peña azulgrana Urko Taldea, creada en 2015, pocos meses después de que el equipo lograra la gesta de plantarse en la élite del fútbol.

Al frente de este grupo se encuentra Ainhoa Ormaetxea, cuyo apellido es historia pura en la Real Sociedad, toda vez que las dos ligas que atesora la entidad blanquiazul en su palmarés se consiguieron precisamente de la mano de su padre. Su corazón siempre ha sido realista, es algo inevitable, pero aunque nació en la capital, su sangre eibarresa tira tanto que se le ha teñido el alma de azulgrana. «Ya no se puede tratar al Eibar como si fuera el hermano pequeño», dice con orgullo.

La famosa camiseta

Su presencia no suele pasar inadvertida en los derbis, ya que desde que ambos equipos coincidieron en Segunda luce una camiseta especial, que combina los colores de los dos clubes, que mandó confeccionar precisamente para exhibir su pasión por los dos clubes de sus amores. «¡La famosa camiseta!», exclama entre risas. «Tiene su historia. El Eibar nunca había estado en Primera y no coincidía con la Real, pero cuando se bajó a Segunda pensé que tenía que hacer algo. Nací en Donostia, pero mi familia era de Eibar y quería reflejarlo. Conseguí dos camisetas. Puse adelante la de la Real y en la espalda la del Eibar. En todos los derbis visto esa, porque los dos equipos me han marcado mucho y espero vivir también con el Eibar los éxitos que hemos disfrutado con la Real».

Pero no todos los miembros de esta peña tienen lazos familiares con Eibar. Hay algunos que simplemente han caído rendidos ante los encantos del conjunto azulgrana y se han unido al grupo para disfrutar juntos de los partidos de su equipo. «Tenemos entre nosotros a un alemán cuya mujer es inglesa y su hijo ha nacido en México. Son unos enamorados del Eibar. Visitaron Arrate, pasaron bajo la virgen y casi prometieron amor eterno», explica con humor.

Sufrieron cuando el Eibar sufrió y ahora están encantados de ver cómo el equipo se ha asegurado otro año más en Primera. Y como no, sueñan de manera contenida, como se hace aquí, con la posibilidad de viajar a Europa para aplaudir nuevas hazañas, aunque es una posibilidad que también genera inquietud. «Sería la leche, algo grandioso para el Eibar y la ciudad, pero no sé. Ipurua es muy pequeño y competir en Europa es mucho desgaste. Tal como está ahora 'chapeau' y que siga mucho tiempo así. Tenemos que estar muy orgullosos de este equipo».

Menos dudas hay de cara al derbi, en el que el Eibar pone en liza sus aspiraciones europeas mientras que la Real se juega reparar su orgullo en el estreno de Imanol Alguacil como nuevo técnico. «Cada uno tiene que mirar a lo suyo. Para la autoestima y el honor es más importante para la Real, porque está en una situación delicada, pero el Eibar se está jugando sus últimas opciones de ir a Europa y esperamos que pueda seguir manteniéndolas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos