S.D. Eibar

Eibar y Alavés, dos perfectos desconocidos

Escalante salta por el balón con Manu García, capitán del Alavés con pasado armero. / FÉLIX MORQUECHO
Escalante salta por el balón con Manu García, capitán del Alavés con pasado armero. / FÉLIX MORQUECHO

Los azulgranas, con un once muy variado respecto a la última vez que pisó Mendizorroza, se encontrarán a un rival que tiene 16 jugadores nuevos en sus filas

LETIZIA GÓMEZ EIBAR

. Mendizorroza acogerá el sábado (13.00 horas) un derbi entre dos equipos que se han enfrentado nada menos que en 33 ocasiones a lo largo de su historia, pero que en realidad no dejan de ser dos perfectos desconocidos. Han pasado solo siete meses desde que se vieron las caras por última vez en Vitoria, y pese a que el Eibar incorporó en verano la mitad de los 16 jugadores nuevos que fichó el Alavés, ambos presentan un once irreconocible respecto a la pasada campaña.

Limitado por las prolongadas lesiones de hasta cuatro de sus titulares indiscutibles, a Mendilibar no le ha quedado más remedio que dar cabida en su esquema a los siete nuevos efectivos de su plantel, pero en cuestión de cambios no hay quien gane a los babazorros. Tener una plantilla nueva cada año se ha convertido en un hábito desde que Saski Baskonia, con Josean Kerejeta al frente, tomó sus riendas del club en el verano de 2011.

Así, en seis campañas, por la entidad albiazul han pasado nada menos que dos presidentes, tres directores deportivos y ocho entrenadores, los dos últimos en esta misma campaña, después de que el italiano Gianni De Biasi sustituyera al argentino Luis Zubeldia cuando solo se había consumido un mes de competición.

La lista de jugadores que han venido y que se han ido es mucho más extensa. De hecho, desde que los gasteiztarras celebraran su retorno a la máxima categoría hace solo dos campañas, han llegado casi 40 futbolistas nuevos, todo un ejercicio de memorización para sus seguidores.

Apenas hay solución de continuidad y los éxitos se olvidan con pasmosa facilidad. Pese a la hazaña que supuso el ascenso a Primera en la temporada 15-16, el Alavés realizó nada menos que veinte incorporaciones -18 en verano y dos en invierno- para el pasado ejercicio. Obtuvieron una más que meritoria novena posición y se proclamaron subcampeones de la Copa del Rey, todo un logro para un Glorioso que no saboreaba la gloria desde su infausto descenso a Segunda B el 20 de junio del 2009.

Apenas quedan vestigios del equipo que logró el ascenso a Primera con Bordalás hace tan solo dos campañas. De hecho, Manu García, Fernando Pacheco y Víctor Laguardia son los únicos que siguen de aquella plantilla y solo han pasado dos años. En el Eibar ha ocurrido poco más o menos lo mismo, podrían recordar desde la capital alavesa al ver que Dani García y Ander Capa son los únicos supervivientes del equipo que firmó la gesta de lograr sendos ascensos consecutivos de Segunda B a Primera, pero en este caso se han consumido ya cuatro temporadas con un descenso que finalmente no se consumó de por medio.

Un emblema exarmero

La marcha de Mauricio Pellegrino sin dar explicaciones trastocó por completo los planes de la directiva alavesa, que tuvo que digerir el rechazo a la oferta de renovación que le habían presentado y tomar soluciones de urgencia. Y pese a que muchos de sus movimientos parecieron improovisados, lo cierto es que completaron una plantilla ecléctica a la que se sumaron nombres destacados, o al menos conocidos, como el de ex barcelonista BojanKrkic, Wakaso o Enzo Zidane, el hijo de técnico del Real Madrid. Pero sin duda alguna, el emblema de este equipo es Manu García, el capitán, que cumple su sexta temporada en el club babazorro, de lejos el que más tiempo ha vestido la camiseta albiazul de entre todos los que están.

Aterrizó en el Alavés en verano del 2012 procedente del Logroñés, equipo en el que recaló tras abandonar el Eibar en enero del 2011 después de que el club armero decidiera no tramitar su ficha. Pese a que no entraba en los planes de Javier Mandiola, el vitoriano decidió quedarse hasta que finalmente sus caminos se separaron de mala gana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos