Eibar y Alavés han jugado tres veces en Primera, con un triunfo armero y dos empates

L. G. EIBAR.

Eibar y Alavés se volverán a ver las caras en la matinal del domingo en un derbi vasco que solo se ha dado en Ipurua en otra ocasión en la máxima categoría, pero que se puede considerar un clásico por todas las veces que se han enfrentado en Segunda (22 ocasiones), Segunda B (4) y hasta en Tercera (10).

Los números en todos esos partidos son ligeramente favorables para los armeros, que tratarán de levantarse del golpe sufrido a manos del Betis en el Benito Villamarín para luchar con todas sus fuerzas por mantener su condición de invicto en Primera frente a los babazorros .

Azulgranas y albiazules nunca habían coincidido en la élite del fútbol hasta el año pasado, cuando el Alavés logró el ascenso tras una década de travesía por el desierto. La igualdad de fuerzas que habían mostrado siempre volvió a quedar patente tanto en Ipurua como en Mendizorroza, donde el marcador se quedó como estaba al principio de los dos choques.

El signo en la quiniela varió en la primera vuelta del presente campeonato cuando los armeros, que venían de golear en casa al Betis (5-0), certificaron el inicio de una racha triunfal con una victoria (1-2) gracias a los goles de Jordán y Charles, mientras que Burgui recortó distancias ya en la prolongación.

Ambos llegan a esta cita con los deberes hechos, pese a que los dos equipos, en especial los vitorianos, han sentido de cerca el peligro del descenso hasta que Abelardo llegó el 1 de diciembre para convertirse en el salvador del Alavés, que ya había probado fortuna con otros dos técnicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos