SD Eibar

El Eibar acomete sus dos proyectos más ambiciosos

Larrañaga, Gorostiza y Rodríguez durante el desayuno. / MORQUECHO
Larrañaga, Gorostiza y Rodríguez durante el desayuno. / MORQUECHO

Ultima los planes para la ciudad deportiva y en breve iniciará la construcción de la tribuna oeste de Ipurua

LETIZIA GÓMEZ

El Eibar está aprovechando su fructífera estancia en Primera División para completar sus proyectos más ambiciosos, que en los próximos meses permitirán acometer la remodelación completa del estadio de Ipurua con el derribo y la posterior edificación de la nueva tribuna oeste, y la construcción de la futura ciudad deportiva, convertida en la joya de la corona del club.

Fueron los dos temas estrella del desayuno informativo que la presidenta de la entidad, Amaia Gorostiza, llevó a cabo a cabo ayer en el palco de Ipurua acompañada por la directora general del club, Patricia Rodríguez, y Mikel Larrañaga, vicepresidente de la Fundación Eibar.

Consciente del interés de la masa social por conocer la ubicación definitiva de una ciudad deportiva que ella prefiere denominar como «instalaciones deportivas», Gorostiza lamentó que la Junta extraordinaria que el club pretendía realizar en primavera tenga que retrasarse a una fecha que todavía no se ha fijado. «Desde algunos ámbitos se nos ha podido acusar de permanecer en silencio, pero entendemos que hasta no tener completamente cerradas las alternativas, ubicaciones, presupuestos y un montón de condicionantes más no es conveniente informar al respecto, por lo menos no con extensión».

Otros asuntos tratados

Pese a que insistió en que «todos queremos que sea en Eibar», volvió a recalcar que «la diferencia entre hacerlo aquí o fuera es muy grande». Radio Euskadi apuntó ayer a la localidad vizcaína de Mallabia como una de las ubicaciones posibles, dado que la construcción allí del proyecto tendría un coste de diez millones de euros, notablemente inferior a los 16 que requeriría construirlo en la localidad armera, donde la presidenta ya dejó claro que «es imposible construir cuatro campos; con grandísima dificultad se podrían construir tres».

En cualquier caso, no quiso ofrecer pistas sobre el futuro emplazamiento, pero sí avanzó que en las próximas semanas se llevarán a cabo unas jornadas de puertas abiertas para dar a conocer las tres alternativas que se barajan, aunque avanzó que «una de ellas se ha caído definitivamente».

Las opiniones en el Consejo de Administración del club son diversas, pero si en algo coinciden, según remarcó la mandataria, es que «tenemos que actuar como gestores de una empresa y debemos defender un proyecto viable y sostenible».

Reubicaciones por las obras

El otro gran proyecto en el que se va a embarcar la entidad azulgrana ya tiene todos los puntos sobre las íes y los plazos, al menos los de inicio, bien definidos. Tras haber acometido en años anteriores la reconstrucción completa de sus tribunas norte y este, así como el adecentamiento del graderío principal el pasado verano, ahora llega el turno de derruir y edificar una nueva grada en la zona oeste del campo, la que linda con el anexo. De esta forma, el aforo de Ipurua se elevará hasta las 8.050 localidades, aunque durante las obras, que se prolongarán durante toda la temporada, el campo solo tendrá tres gradas útiles, por lo que el club se verá obligado a reubicar a los casi 800 socios situados en esa zona y provocará que cerca de un millar de abonos queden paralizados por falta de espacio, como acordaron cuando tramitaron sus carnets. Se abrirá una oficina en la calle Julián Etxeberria para atender a todos los afectados.

La presidenta del Eibar aseguró que este proyecto es «más complejo y costoso» que el que se acometió hace dos años en la tribuna opuesta, por el que la entidad pagó alrededor de 3,2 millones de euros.

Ni afición visitante ni taquilla

El club ya avanza que ni podrá enviar entradas a los equipos visitantes ni tampoco dispondrá de localidades para despachar en ventanilla.

El inicio de los trabajos es inminente. Después de haber obtenido los permisos necesarios, en los próximo días las obras se harán ya visibles, puesto que se abrirá una zanja desde la calle Santa Inés hasta Romualdo Galdós para proceder a la canalización de toda la instalación eléctrica para que el cableado atraviese los bajos de la nueva grada.

La obra, en cualquier caso, no se limita únicamente al nuevo graderío, ya que bajo el mismo se pretende también construir un aparcamiento de unas 40 plazas, además de habilitar un espacio específico para los autobuses de los equipos visitantes, así como para dar cabida a los camiones que ofrecen las retransmisiones televisivas, además de habilitar allí una nueva sala mixta para las entrevistas posteriores a los partidos.

El Eibar aprovechará la ejecución de las obras para desplazar el césped unos dos metros hacia el anexo con el fin de mejorar la visibilidad de la tribuna este, en la que hay zonas desde las que no se ve la portería.

La remodelación también se llevará por delante el campo anexo, que hace ya varios años que no se utiliza para los entrenamientos del primer equipo, pero que seguía siendo un espacio importante para el fútbol base y para el deporte escolar, cuyos usuarios serán distribuidos en otros campos, como Berriz en el caso de los equipos femeninos, así como por los diferentes centros escolares de la localidad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos