S.D. Eibar

El Eibar abre la puerta a Gálvez y Rivera

Gálvez, con peto, sigue el balón durante un entrenamiento del Eibar ante la mirada de Orellana, una de las últimas incorporaciones armeras. / MORQUECHO
Gálvez, con peto, sigue el balón durante un entrenamiento del Eibar ante la mirada de Orellana, una de las últimas incorporaciones armeras. / MORQUECHO

El defensa granadino suena con fuerza para Las Palmas y Granada, y el centrocampista asturiano es pretendido por Cádiz y Oviedo

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar ya tiene en su seno a dos de las tres incorporaciones que ha planeado realizar durante este mercado invernal -Orellana y Diop-, pero aún le sigue quedando pendiente dar salida a dos de sus efectivos para poder hacer hueco a los nuevos. Los candidatos a dejar la entidad azulgrana parecen estar plenamente definidos y todas las papeletas las portan Alejandro Gálvez y Christian Rivera, dos de los jugadores que menos minutos han dispuesto hasta la fecha.

Los dos han mostrado su predisposición a buscar más oportunidades en otros equipos y en el Eibar les han abierto la puerta para facilitar su marcha, por lo que permanecen a la espera de recibir ofertas. Por de pronto, nadie ha llamado a las oficinas de Ipurua para realizar alguna propuesta en firme, aunque desde la entidad se insiste en que sí hay equipos interesados en contar con sus servicios de cara a la segunda vuelta liguera.

Alejandro Gálvez suena con fuerza para recalar en la UD Las Palmas, donde Paco Jémez acaba de aterrizar como un ciclón prometiendo cambios radicales. Junto a él ha llegado el centrocampista mejicano Gabriel Martín Peñalba, que llega libre procedente del Cruz Azul, el equipo que dirigió Jémez antes de asumir las riendas del club canario. No le basta. El nuevo preparador amarillo quiere savia nueva en el equipo y en la isla aseguran que ha solicitado el fichaje del central granadino del Eibar, al que ya dirigió en el Rayo Vallecano y con quien también quiso contar para su fracasado proyecto en Granada, donde los desacuerdos para fijar su salario impidieron el fichaje.

Otra opción que también va ganando enteros es la del Granada, el club de su ciudad natal, que ya ha intentado su contratación en varias ocasiones y que no descarta insistir durante estos próximos días para hacerse con una pieza que considera clave en sus aspiraciones de lograr el ascenso a Primera.

Todavía le queda tiempo para deshojar la margarita, pero el granadino quiere resolver su futuro cuanto antes. Tiene claro que si hasta ahora que Ramis ha estado lesionado no ha entrado en los planes del equipo, tendrá aún más complicado catar algún minuto cuando el balear se recupere y el club azulgrana haga efectivo el fichaje del central que está buscando.

Un caramelo para Segunda

Otro tanto de lo mismo le ocurre a Christian Rivera, que solo ha disputado 241 minutos repartidos en siete partidos. Al igual que le ocurriera el año pasado, el joven asturiano ha pasado a ser la última opción a elegir por Mendilibar a la hora de configurar su medular y, con un año más de contrato por delante, tanto él como los responsables de la entidad coinciden en que se debe buscar fuera lo que no tiene aquí.

Son varios los clubes de Segunda que le acogerían con gusto, aunque ninguno ha dado todavía un paso al frente. Por su calidad y su buena visión de juego, el gijonés se antoja todo un caramelo para los equipos de esta categoría. Y por esa igualdad y la competitividad de esta división la hacen perfecta para que el futbolista explote definitivamente las virtudes que llevaron al Eibar a contratarlo hace temporada y media.

Han sonado campanas desde Cádiz, segundo clasificado de la categoría de plata, que necesita reforzar con urgencia su centro del campo para suplir la vacante causada por la grave lesión de José Mari, el cerebro del equipo gaditano. Ese tañido de interés parece haberse ido mitigando con el paso de los días, lo que ha dado paso también a la aparición de otros supuestos aspirantes.

En el Tenerife también buscan mediocentro y han apuntado el nombre de Rivera como una de las alternativas que se barajan en el cuadro chicharrero, mientras que en Oviedo se mantienen a la espera de acontecimientos por si tienen una mínima opción de recuperar a su hijo pródigo.

El Eibar necesita cerrar la marcha de al menos uno de ellos antes de poder inscribir a Diop, ya que todas las fichas están cubiertas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos