Dmitrovic, Inui... y ocho eibarreses

Los expedicionarios azulgranas con su bandera en Rusia. / DV
Los expedicionarios azulgranas con su bandera en Rusia. / DV

Un grupo de aficionados armeros ha paseado los colores del Eibar por el Mundial de Rusia. Es el tercero al que acuden tras los de Sudáfrica y Brasil

L.G. EIBAR.

Marko Dmitrovic y Takashi Inui no han sido los únicos representantes del Eibar en el Mundial. Al menos otros ocho aficionados del club armero han paseado con orgullo los colores azulgranas por Rusia. Aterrizaron en Moscú el pasado 21 de junio, en vísperas de los Sanjuanes, y ya están de vuelta en casa con infinidad de anécdotas acumuladas en sus diez días de aventura.

Óscar Beraza, Gaspar Salcedo, Pedro Basurco, Alex Zuazua, José Ángel Valenciano, Míchel Cid, Javier Romero y Aitor Arana, este último residente en Madrid, no son nuevos en estas lides. De hecho, el de Rusia es el tercer campeonato del mundo del que han disfrutado después de haberse estrenado en Sudáfrica en 2010 y de una experiencia para el recuerdo en Brasil hace cuatro años.

Cada mes, sin faltar uno solo, cada uno de ellos ingresa 60 euros en una cuenta común que después les permite disfrutar de este viaje sin excesos, pero sin penurias. Han tenido la fortuna de presenciar la goleada que Bélgica le endosó a Túnez (5-2) «un partido bonito, pero con poco ambiente» en estadio del Spartak, y de viajar hasta San Petersburgo para asistir al que fue el partido más apasionante de la primera fase, el decisivo Argentina-Nigeria.

«Se te ponen los pelos como escarpias», resume Beraza tras recordar las pasiones desmedidas que se desataron entre los argentinos antes, durante y después de la agónica clasificación de la albiceleste. «Lo llevan todo al límite, el drama y la felicidad es incontenible», resalta. «El viaje en metro con toda la hinchada argentina cantando al unísono fue de lo más emocionante»

Del Eibar, no del Barça

Si hay algún lugar en el mundo en el que es difícil destacar probablemente sea en un Mundial, pero estos ocho eibarreses también han sido capaces de hacerse notar, no solo porque van uniformados con las equipaciones del Eibar, sino sobre todo, porque a la mínima ocasión despliegan una bandera azulgrana que reza 'Eibar tiene un once', en la que caben todos sin apretujarse.

Aunque en ocasiones les confunden con hinchas del Barcelona, han notado que el Eibar es conocido y reconocido en el mundo. «Claro que reconocen al Eibar, especialmente los argentinos, pero despierta simpatías en muchos países. Un islandés que hablaba castellano se nos acercó y nos dijo que le seguía de cerca. Cada vez tiene mayor repercusión».

El Mundial es la Meca de los aficionados al fútbol. «Lo importante es estar, no qué ver», declaran. «Nosotros no venimos por los partidos en sí, sino por ver y sentir el ambiente de un Mundial. En Brasil vimos un partido de la canarinha en la playa de Copacabana con un millón de personas. Los rusos, en cambio, son más fríos, no animan», aunque tras eliminar a España se hayan soltado la melena.

Ahora toca empezar a ahorrar para desplazarse al próximo Mundial, aunque no tienen claro que vayan estar presentes en el de Catar, el primero en la historia que se celebrará en invierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos