S.D. Eibar

Diop hace rebosar la plantilla armera

Pape Diop, durante el reconocimiento médico en Eibar. / SDE
Pape Diop, durante el reconocimiento médico en Eibar. / SDE

Con el fichaje del senegalés procedente del Espanyol, el Eibar supera el número de fichas permitidas. El club determinará en los próximos días el nombre de los dos sacrificados para hacer hueco al mediocentro y al central que está por llegar

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El fichaje de Pape Diop ha provocado 'overbooking' en la plantilla del Eibar. Con la incorporación del senegalés, que no será presentado hasta después de las vacaciones navideñas, el plantel azulgrana cuenta ahora con 26 efectivos, uno más de los permitidos, por lo que el club armero se enfrenta a la obligación de tener que dar de baja a un jugador para hacer hueco al recién fichado y también tendrá que realizar otro descarte si, como pretende, refuerza su defensa con otro central.

Una situación que ya estaba contemplada desde hace meses y a la que se está tratando de dar solución junto con los jugadores que corren el riesgo de ser los elegidos para abandonar la entidad durante este mercado invernal.

Las alternativas que se barajan son claras, porque hay futbolistas que han pedido salir para buscar en otro equipo los minutos que les están faltando aquí. Este es el caso de Christian Rivera, que por segundo año consecutivo se ha quedado como el último mediocentro al que recurre José Luis Mendilibar. En la entidad siguen confiando en el potencial por explotar del joven asturiano, pero entienden que la mejor opción para él es la de salir cedido a uno de los numerosos clubes de Segunda que le pretenden. El Cádiz, que cuenta con serias aspiraciones de lograr el ascenso a Primera, ha preguntado por su situación y podría resultar el equipo ideal para modelar a un jugador en el que Fran Garagarza depositó muchas esperanzas.

Christian Rivera y Alejandro Gálvez son los dos jugadores con más opciones de salir

Al gijonés aún le resta un año de contrato, por lo que tiene tiempo para foguearse en la categoría de plata y volver en verano para luchar de nuevo por ganarse un mayor protagonismo del que ha gozado en esta última temporada y media, en la que no ha llegado a sumar un millar de minutos repartidos en 24 partidos.

Otro que podría tener las horas o los días contados como futbolista del Eibar es Alejandro Gálvez. El granadino no solo se ha caído de un once en el que tan solo ha figurado en cuatro ocasiones en lo que va de campaña, sino que se ha visto relegado a la grada sin posibilidad alguna de pisar el verde.

Curiosamente, su estreno en el presente campeonato no pudo ser mejor, ya que con su primer gol con la camiseta armera propició el primer triunfo en Ipurua ante el Leganés (1-0). Sin embargo, sus discretas actuaciones ante el Barcelona (6-1), el Celta de Vigo (0-4) y en Anoeta frente a la Real (3-1) le apearon del equipo y puede que también del club.

Del Werder al ¿Granada?

Lógicamente, el central andaluz no está contento con su situación y también ha mostrado su pretensión de buscar mejor fortuna en otros lares. Pese a lo poco que se ha dejado ver, al central que llegó al Eibar hace dos veranos procedente del Werder Bremen no parecen faltarle ofertas y el destino, muchas veces caprichoso, le podría llevar de nuevo a casa. El Granada también está enfrascado en la lucha por retornar a la máxima división ha vuelto a poner sus miras en Gálvez, que así como hace dos años desechó la posibilidad de recalar allí al firmar por tres años con el Eibar, ahora hay serias posibilidades de que vuelva al club nazarí.

En principio, la intención de la entidad armera es transferirlo, aunque será difícil recuperar gran parte de los 1.500.000 euros que el Eibar abonó al club alemán para tenerle en sus filas. De ahí que lo más probable es que salga en calidad de cedido, pero aunque le resta un año más de contrato, no parece probable que el granadino vaya a enfundarse más la camiseta azulgrana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos