Diego Jiménez guarda un recuerdo inolvidable del Eibar y de su gente

Diego Jiménez y su hijo Pablo junto a Joseba Combarro, Iban Rapado, Mateo Moltó y Rufi Espinosa.
Diego Jiménez y su hijo Pablo junto a Joseba Combarro, Iban Rapado, Mateo Moltó y Rufi Espinosa. / ESKOZIA LA BRAVA

Eskozia La Brava le tributó un homenaje y le entregó un cuadro con su foto y el lema «Contigo empezó todo»

J.A.REMENTERIA EIBAR.

El que fuera centrocampista del Eibar, Diego Jiménez, recibió el pasado sábado un homenaje por parte de una delegación de la peña Eskozia La Brava que se desplazó hasta Alcoy, localidad natal del genial jugador que militó en las filas azulgranas durante las campañas 12/13 y 13/14, siendo uno de los artífices de los ascensos a Segunda y a Primera. A sus 38 años aún juega, aunque ahora por hobby, en un equipo de la Preferente alicantina.

El homenaje tributado resultó muy emocionante. «Cuando le comentamos que le íbamos a homenajear se llevó una gran sorpresa. Guarda un gran recuerdo de Eibar, de su gente, de su afición, del club, de todo, se emocionaba cuando le llegaban los recuerdos. Le regalamos una foto con un mensaje que dice: «Diego Jimenez, contigo empezó todo». Sus goles fueron claves, especialmente el que marcó al Alcoyano en el play off de ascenso de la 12/13, en la primera ronda, su gol en el partido de vuelta, en el 89, fue clave para pasar a la siguiente tanda que fue ante el Oviedo y, finalmente, frente al Hospitalet, con ese tanto inolvidable de Diego se desbrozó el camino hacia el ascenso a Segunda», afirma Joseba Combarro.

«Teníamos que homenajearle porque cuando se subió a Primera en la temporada 13/14 tuvo que dejar el club al no contarse con sus servicios y creíamos que teníamos una deuda con él. Fue un jugador que dejó huella, no podíamos dejar pasar la ocasión, así que viajamos a Alcoy y estuvimos con él y su hijo Pablo. Su esposa no pudo estar porque estaba trabajando. Fue un día maravilloso», remarca el presidente de la peña Joseba Combarro.

Eskozia La Brava ha homenajeado a jugadores como Txema Añibarro y a los técnicos Gaizka Garitano y José Luis Mendilibar. En el acto de Alcoy también estuvieron dos integrantes de la peña de la localidad de Concentaina, Mateo Moltó y Rufi Espinosa.

Combarro explica el por qué de estos dos contestanos. «Se trata de dos seguidores del Eibar que les conocimos en el Ciudad de Levante en un partido del Levante ante nuestro equipo y nos llamó la atención que fueran vestidos con la camiseta armera. Resultó que son del pueblo de Natxo Insa, jugador del Eibar, que es de Concentaina. Son dos miembros de nuestra peña que suelen desplazarse a Ipurua varias veces a lo largo de la temporada. No quisieron perderse el homenaje a Diego Jiménez, no fallaron ya que querían mostrarle su gratitud a uno de los históricos de nuestro equipo».

Fotos

Vídeos