S.D. Eibar

Un derbi marcado por el adiós de Laporte

Ramis, llamado a suplir a Paulo, trata de obstaculizar a Charles sin quitar la mirada sobre su compañero Lombán . / MORQUECHO
Ramis, llamado a suplir a Paulo, trata de obstaculizar a Charles sin quitar la mirada sobre su compañero Lombán . / MORQUECHO

El Eibar suspira por lograr su primera victoria en San Mamés ante un Athletic en racha pero convulsionado

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El nuevo San Mamés ha resultado ser un terreno baldío para el Eibar y en especial para Mendilibar, pero como ninguna racha es eterna, los armeros quieren aprovechar su buena marcha, y por qué no decirlo, la convulsión que rodea al Athletic tras la bomba informativa del inminente fichaje de Aymeric Laporte por el Mancherter City, para llevarse un triunfo que se le ha resistido en las dos últimas jornadas. El todavía defensa del club bilbaíno no jugará esta noche ante los armeros. Según ha podido saber este periódico, la decisión se ha tomado después de que tanto el Manchester City como el central hayan comunicado al Athletic su decisión de cerrar la operación. El central se lo comunicó personalmente a Josu Urrutia. Las fuentes consultadas añaden como muy probable que los ingleses no depositen hoy mismo los 65 millones de cláusula y que lo hagan el lunes

En lo que respecta al partido de esta noche, la derrota frente al Atético de Madrid y el empate cedido frente al Málaga no han hecho mella en el cuadro armero, que apoyado en su buen nivel de juego se siente con fuerzas para acabar con las malas estadísticas que le acompañan en sus incursiones en el estadio rojiblanco.

Más que el fin de la excelente dinámica de resultados que le llevó a sumar nada menos que 19 puntos de 21 posibles, lo que realmente ha inquietado la paz y el sosiego que se respira en el vestuario azulgrana ha sido la pérdida de dos de sus indiscutibles titulares de una tacada. Sergi Enrich no pudo jugar el duelo ante el Málaga al sufrir en la víspera una lesión en su rodilla derecha de la que ha sido operado esta misma semana, y Paulo Oliveira tuvo que pedir el cambio en la segunda mitad ante los boquerones tras sentir un pinchazo en la parte superior de su muslo izquierdo, que ha derivado en una rotura de fibras en los isquiotibiales.

Mendilibar tendrá que lidiar cerca de un mes sin ellos, pero como ha venido ocurriendo ante la plaga de lesiones sufrida a lo largo de la campaña, el técnico armero prefiere acordarse de los que están que de los que faltan. De los dos centrales que le quedan disponibles al margen del inamovible Arbilla, el de Zaldibar recurrirá a Ramis, su jugador de cabecera siempre que ha estado en condiciones de jugar. Y pese a que en las últimas citas el balear no ha rendido a su máximo nivel, su confianza en él es ciega.

El preparador azulgrana ha querido ser previsor y de primeras ha llamado a los 20 que le quedan disponibles después de restar a los dos mencionados, además de Fran Rico y Pedro León, ausentes desde verano, por lo que tendrá que realizar dos descartes antes de empezar el choque.

En condiciones normales, no existirían demasiadas dudas sobre el posible once que Mendilibar pondrá en La Catedral, pero se da la circunstancia de que el Eibar tan solo ha tenido tres días para preparar este duelo, mientras que su rival ha dispuesto de seis, por lo que es más que probable que se produzca algún otro cambio además del obligado por la ausencia de Paulo.

Pese a lo mucho que le gusta generar sus ocasiones con balones servidos desde las bandas, los mejores momentos del Eibar en los dos últimos choques han llegado tras la entrada de Orellana y la modificación de su clásico sistema con la incorporación de un mediapunta. Eso podría llevar a Iván Alejo al banquillo para tratar de buscar los huecos por el interior apoyándose en la velocidad de Charles e Inui.

Juegue quien juegue sentirá el calor de los cerca de 500 eibarreses que no se quieren perder un nuevo derbi en San Mamés pese a que ni la hora ni la climatología anunciada sean las mejores.

El francés, en la lista

El Athletic, por su parte, llega a este encuentro -que en la primera vuelta en Ipurua decidió un único tanto de Aritz Aduriz a centro de Iñaki Williams- en una racha de nueve partidos sin perder, aunque con seis empates de por medio, y en una convulsa situación institucional consecuencia de la apertura del mercado invernal.

Después de haber vivido con corazón encogido la fallida marcha al Real Madrid de un Kepa Arrizabalaga que al final acabó renovando y se ha encontrado de sopetón con que el equipo que el Manchester City va a tirar de talonario para satisfacer los deseos de Pep Guardiola y le va a dejar sin su central de referencia.

Pero como el club inglés aún no ha abonado los 65 millones que ha dicho que va a pagar, Aymeric Laporte sigue siendo jugador del Athletic a todos los efectos, o esa es la sensación que se quiere dar desde Bilbao, después de que Cuco Ziganda incluyera al galo en la convocatoria. La realidad es que el navarro ha conformado una lista con 20 efectivos, pero todo apunta a que en ningún caso va a incluirle en la terna definitiva de 18.

En principio, el que tiene todas las papeletas para ocupar el puesto que pertenecía al futuro jugador de la Premier es Etxeita, puesto que el propio Ziganda aseguró ayer en su rueda de prensa previa al último entrenamiento que Yeray está en disposicion de jugar, pero «solo un ratito».

Sea como fuere, será un derbi marcado por el mercado invernal.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos