S.D. Eibar

Dani García anuncia hoy su despedida del S.D. Eibar

Dani García, durante un entrenamiento en Atxabalpe. / MORQUECHO
Dani García, durante un entrenamiento en Atxabalpe. / MORQUECHO

El capitán del S.D.Eibar confirmará que al término de la temporada pondrá fin a seis años en el club armero para acabar jugando en el Athletic

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El S.D. Eibar ha convocado a los medios de comunicación a una rueda de prensa que Dani García ofrecerá hoy, a las 13.00 horas en Ipurua, donde todo apunta a que el capitán anunciará lo que ya es un secreto a voces, su despedida del club armero al término de la presente campaña. El jugador ha querido adelantarse al que será su último partido ante la afición azulgrana frente a la UD Las Palmas para explicar los motivos que originan su marcha, después de haber rechazado la oferta de renovación que se le puso sobre la mesa hace ya varios meses.

Es de prever que el de Zumarraga esté acompañado por todos sus compañeros, incluido Ander Capa, el otro superviviente del equipo que logró dos ascensos consecutivos de Segunda B a Primera, y que también pondrá fin a su carrera como azulgrana para marcharse al Athletic, el destino que presumiblemente también le espera al capitán, aunque no es probable que lo confirme.

Gloriosa etapa de Dani García en el S.D. Eibar

Lo que sí es un hecho es que el centrocampista guipuzcoano cerrará una gloriosa etapa de seis años en Ipurua, a donde llegó con apenas 22 años, cedido por la Real Sociedad, después de que Fran Garagarza le echara el ojo cuando militaba en el Getafe B. Desde que debutó sustituyendo al madrileño Rubén Arroyo precisamente ante el Bilbao Athletic que dirigía el Cuco Ziganda el 1 de septiembre de 2012, ha acumulado 35 partidos en categoría de bronce, 44 en Segunda y 135 en la máxima división. Un total de 221 partidos que le sitúan al nivel de los jugadores que en su día se ganaron el calificativo de leyendas armeras.

Aquellos 23 minutos de su primer partido le bastaron a Gaizka Garitano para convertirle en el gran referente del equipo que puso fin a cuatro años de estancia en el purgatorio de Segunda B y que solo un año después logró proclamarse campeón de la categoría de plata, llevando al Eibar a cotas antes jamás imaginables. Pese al golpe que le supuso el despido del técnico que le encumbró y de sus reticencias iniciales al estilo de juego que quería implantar su sustituto, José Luis Mendilibar, Dani García supo adaptarse y hacer suyas las exigencias del míster para seguir siendo el indiscutible jefe tanto en el césped como en el vestuario.

Huella imborrable

Dejará una huella imborrable. Dicen que no hay nadie imprescindible, pero sí personas que resultan fundamentales y no cabe duda de que el hueco que dejará Dani García dentro y fuera del campo será muy complicado de cubrir.

Ya prepara las maletas para marcharse con su inseparable Ander Capa, comprometido con el Athletic desde comienzos de la presente campaña, y cuya despedida pública también se espera para los próximos días, aunque el portugalujo no se desenvuelve con demasiada fluidez ante los micrófonos.

Ambos han vivido y protagonizado la gigantesca transformación que ha vivido el Eibar, que de jugarse prácticamente su supervivencia con un millón de euros para salir del agujero, ha pasado a disponer de un presupuesto de 45 y a permitirse el lujo de soñar despierto con poder llegar a Europa.

Como profesionales que son, entienden que ha llegado el momento de seguir creciendo en un equipo que, aunque ahora mismo esté peor clasificado que el Eibar, les ofrece mejores condiciones salariales y aspirar a objetivos siempre ambiciosos. Ellos lo han dado todo mientras han defendido la camiseta azulgrana y lo menos que se puede hacer es agradecerles los servicios prestados con una ovación.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos