S.D. Eibar

Dani García, un capitán que dejará un hueco irremplazable en el Eibar

Tercer fichaje del Athletic tras Capa y Ganea, es un medio luchador y humilde al que colman de elogios en el club armero

L. G. EIBAR.

Cuando el 20 de mayo concluya el choque del Eibar en el Wanda Metropolitano, último partido de Liga, Dani García se desprenderá para siempre de su brazalete de capitán para convertirse en jugador del Athletic, equipo por el que firmará para los próximos tres o cuatro años.

A sus 27 años (Zumarraga, 24 de mayo de 1990), con cuatro campañas en la máxima categoría, se marcha al lado opuesto de la autopista que une Bilbao con Donostia, donde dio sus primeros pasos como futbolista en la Real. Pero que nadie busque un afán provocador en ello.

Dani García, tercer fichaje del Athletic junto a Ander Capa y Cristian Ganea, pudo haber sucumbido a los cantos de sirena del fútbol inglés. También Villarreal, Valencia y, más recientemente, Levante y Betis, intentaron ficharlo. Pero quería quedarse en casa, con su familia, sus amigos y su perro 'Manolito', un bulldog inglés por el que siente adoración. Desde hace unos años reside en La Bilbaína, en Mungia, de modo que Lezama le quedará más a mano que Atxabalpe.

Dejará un hueco irremplazable en el Eibar. Ni Gaizka Garitano en su día ni José Luis Mendilibar han podido encontrar recambio para cuando no ha estado. En los 14 partidos que se ha perdido en sus cuatro temporadas en la élite, el Eibar solo ha sumado un triunfo y tres empates, por nueve derrotas.

En el club armero, desde el utillero hasta Mendilibar se deshacen en elogios sobre su juego. «Es táctico e inteligente», aseguran. Una definición que el propio Dani García acepta, aunque lo que más valoran quienes lo conocen es su faceta personal. «Con él puedes hablar de todo, valora mucho la amistad», asegura su entrenador y amigo. «Es un capitán de los que ya quedan pocos -continúa-, al que respetan porque él se hace respetar por cómo trata a todo el mundo».

El futbolista ha tenido excelentes maestros desde que en 2012 lo repescó la Real del Getafe B, donde recaló tras pasar por el filial del Alicante (2009-11). Pero en cuanto llegó al filial blanquiazul, llamó la atención del director deportivo del Eibar, Fran Garagarza. Como Dani nunca vio futuro en Zubieta, de 2012 a 2014 jugó como cedido con los armeros para fichar definitivamente por el club en el que ha mostrado una entrega y compromiso que la familia azulgrana no olvidará.

Dani García es el segundo jugador con más partidos en el Eibar en este siglo XXI. Hasta ahora suma 207. Al concluir la temporada no quedará lejos de los 229 del portero Xabi Iruretagoiena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos