Los clubes y las peñas recordarán a la pareja vitoriana arrastrada por una ola en Mutriku

L. G. EIBAR.

La rivalidad existente entre el Eibar y el Alavés quedará aparcada por unos momentos para dar prioridad al homenaje que se rendirá a Diego Verdejo (67 años) y Loli Kintana (65), la pareja vitoriana que falleció arrastrada por una ola en el espigón de la playa de Ondar Beltz, entre Deba y Mutriku, durante el temporal que se produjo el 3 de enero.

Diego era socio del Alavés, pero también pertenecía a la Peña Eibar-Gasteiz Elkartea porque era natural de la localidad armera. El matrimonio será homenajeado mañana con una concentración de peñas y aficionados que tendrá lugar en la plaza de Untzaga, frente al Ayuntamiento de Eibar, donde también estarán los familiares de los fallecidos.

Ya en Ipurua, los clubes también tendrán un entrañable recuerdo para la pareja. Así, los presidentes Amaia Gorostiza y Alfonso Fernández de Trocóniz bajarán al campo al descanso para ofrecer un recuerdo a los hijos e hijas del matrimonio. Una vez concluido el choque, la peña eibarresa de Gasteiz comerá en el Casino de Eibar, donde finalizarán los actos de recuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos