S.D. Eibar

El club envía todo su cariño a Garmendia tras el fallecimiento de su madre

L. G. EIBAR.

El Eibar y toda su afición han querido transmitir su pesar y su cariño al recordado ex guardameta José Ignacio Garmendia, que el domingo pasó por el duro trance de perder a su madre, Juana Mendizabal, viuda de Ángel Garmendia.

José Ignacio y su mujer Alicia, así como sus hijos Idoia e Iñaki, despedirán hoy a la amama en el funeral que se oficiará a las 19.00 horas en la parroquia de San Millán de Zizurkil, donde residía.

Atrás quedan décadas de infatigable trabajo en la carnicería que la familia ha regentado toda la vida en Billabona, donde Juanita contestaba al teléfono y recogía encargos prácticamente hasta el último día.

Fue ella con su esfuerzo la que hizo posible que José Ignacio se decidiera a coger el coche y cruzar la autopista para poder fichar por el club armero y permanecer en el Eibar durante diecisiete temporadas, desde 1978 hasta 1998. Y hasta sus últimos momentos mantuvo su cariño por el equipo azulgrana, que tan feliz hizo a su hijo y que tanto le sigue recordando veinte años después de su retirada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos