SD Eibar

«Para la ciudad sería bueno que esté en Eibar», dice el alcalde

La ciudad deportiva es un proyecto en ciernes que todavía no ha sido tratado de manera oficial en el Ayuntamiento

L. G.

La ciudad deportiva es un proyecto en ciernes que todavía no ha sido tratado de manera oficial en el Ayuntamiento de Eibar, aunque todos los partidos políticos están siguiendo con mucha atención el desarrollo de los acontecimientos. Al igual que en la propia cúpula del Eibar, también existe división de opiniones entre los concejales del consistorio, preocupados por el coste y la supervivencia de las instalaciones en caso de pérdida de categoría, así como por el impacto medioambiental que pueda generar su construcción. Sin embargo, la mayoría coincide en señalar la trascendencia de que las nuevas instalaciones del Eibar se ubiquen en la localidad armera.

Entre los que darían la bienvenida con gusto al proyecto está el propio alcalde, Miguel De los Toyos, que a título personal no duda en declarar que «para la ciudad sería bueno que esté en Eibar», siempre y cuando «sea posible realizarlo y que todos lo podamos apoyar». Incluso deja entrever que el Ayuntamiento estaría dispuesto a apoyar al club azulgrana en la medida de sus posibilidades. «No nos ha trasladado una propuesta definitiva ni nos ha pedido nada, pero alguna herramienta podríamos utilizar para colaborar con el Eibar».

Por ello De los Toyos anima a los responsables del club a que la entidad «realice un esfuerzo sin fijarse tanto en el apartado económico para que se ubique en Eibar y el Ayuntamiento pueda facilitar que sea así, dentro de la legalidad y el sentido común».

Pese a ser consciente de que la otra opción que se baraja puede resultar notablemente más asequible, también recuerda que el consistorio eibarrés podría actuar de salvavidas en caso de que el Eibar no pudiera afrontar el coste de mantenimiento en caso de descenso. «Mientras el Eibar esté en Primera tendrá recursos, y quizás en Segunda también, pero si vienen mal dadas y el equipo volviera a Segunda B, donde estaba hace solo siete años, ¿asumiría el Ayuntamiento de la otra localidad el coste de mantenimiento?», se pregunta. Al trasladarle a él esa misma cuestión, responde que «en Eibar se haría un esfuerzo por incorporar esas instalaciones al patronato municipal. Ojalá no vengan mal dadas, pero hay que tenerlo en cuenta», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos