S. D. Eibar

Ramis no volverá a jugar hasta Navidades

Ramis se lesionó el domingo en el partido contra el Deportivo/Félix Morquecho
Ramis se lesionó el domingo en el partido contra el Deportivo / Félix Morquecho

Sufre un esguince de grado II-III con rotura de ligamento lateral interno

LETIZIA GÓMEZEibar

Iván Ramis se enfrenta a un nuevo proceso de recuperación de entre dos y tres meses, después de que las pruebas médicas que se le realizaron este lunes determinaran que el balear sufre un esguince de grado II-III y la rotura del ligamento lateral interno de su rodilla izquierda. Y casi hay que darse por contento, porque se temía que su lesión fuera incluso más grave.

Según el parte médico facilitado por IMQ, no será necesario que el central azulgrana pase por el quirófano, ya que se ha determinado que sea sometido a un tratamiento conservador con el que se espera que el jugador pueda recuperarse para Navidades. Si todo marcha según lo previsto, el de Sa Pobla podría estar a disposición de Mendilibar a principios del próximo año, con toda la segunda vuelta por disputar.

Un plazo que se antoja optimista, teniendo en cuenta que el mallorquín acababa de superar una distensión en su pierna derecha que le había llevado a perderse el último mes y medio de competición. Y es que Ramis, que volvió lesionado del partido que el Eibar disputó en Sevilla en la tercera jornada, retornó al equipo precisamente en el duelo ante el Deportivo.

Su presencia en una zaga que Mendilibar reforzó con Paulo y Arbilla había devuelto la consistencia a una línea que estaba siendo cuestionada por el elevado número de goles que había recibido en las tres anteriores citas. Sin embargo, una desafortunada caída a plomo de Andone sobre su articulación en el duelo ante el Deportivo supuso el inicio de una nueva pesadilla para él.

Desde el primer momento supo que se había roto. Se agarró la rodilla y de inmediato pidió la ayuda de las asistencias, que acto seguido pidieron el cambio al banquillo con ostensibles gestos. Nadie podía entender cómo la mala suerte se ceba tanto con un jugador que se ha visto perseguido por las lesiones antes incluso de poner un pie en el Eibar, puesto que ya sufrió una rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha en el 2013, cuando militaba en el Wigan Athletic inglés.

Sin tregua

Sus problemas físicos en el club azulgrana comenzaron apenas un mes después de su fulgurante estreno como armero. En un duelo ante el Sevilla en Ipurua que se saldó con empate a uno, padeció una rotura de fibras en su pierna derecha, de la que posteriormente recayó. De modo que entre recuperaciones y recaídas llegó a estar de baja varios meses en su primera campaña. Sin apenas tregua, se perdió 15 partidos.

El año pasado su suerte parecía haber cambiado hasta que en diciembre un mal gesto durante un entrenamiento en Atxabalpe previo al derbi ante el Athletic el 4 de diciembre le provocó una fractura del maléolo tibial de la pierna izquierda, de la que tuvo que ser operado a cargo del doctor De La Fuente. Faltó en 18 compromisos.

El gran referente defensivo

Pese a todos estos contratiempos, el Eibar decidió arriesgar y renovar a un Ramis convertido en el gran referente de la zaga tras la marcha de Florian Lejeune al Newcastle, pero el balear sigue sin poderse despertar de su mal sueño. Solo 69 minutos después de dejar atrás su penúltima lesión, salió en camilla sabiendo que le queda otro largo camino por recorrer antes de vestirse de corto.

Más información

El central había salido de una lesión sufrida en el choque ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán que le obligó a estar cuatro partidos alejado de los terrenos de juego, ante los coruñeses volví a jugar pero la mala fortuna se cebó con el mallorquín. Un contratiempo más para el Eibar que sufre también la bajas de Fran Rico, Pedro León, Alejo y Yoel.

Fotos

Vídeos