S.D. Eibar

Otra vez el Celta... y van cuatro

Rubén Peña, Dani García, Pedro León y Gonzalo Escalante, en un entrenamiento del Eibar en Atxabalpe. / MORQUECHO
Rubén Peña, Dani García, Pedro León y Gonzalo Escalante, en un entrenamiento del Eibar en Atxabalpe. / MORQUECHO

El Eibar visita a un cuadro gallego que le ha ganado ya tres veces esta temporada

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar ansía que a la cuarta sea la vencida. Tras haber tropezado ya tres veces con la misma piedra esta temporada, los armeros quieren apartarla del camino. El Celta aprovechó el peor momento de los azulgranas para endosarles una goleada en Ipurua (0-4) y eliminarles de la Copa y ahora los eibarreses quieren aprovechar su vena positiva para pagarles a los gallegos con la misma moneda. Pese a que el objetivo de la entidad sigue siendo asegurar una salvación que ya está prácticamente certificada, el choque ante los celestes es el idóneo para demostrar hasta dónde pueden llegar.

Pese a caer derrotado en la última jornada liguera frente al Barcelona, el equipo dirigido por Mendilibar se siente fortalecido para discutirle al cuadro vigués la posibilidad de conseguir una de las plazas europeas. Antes de sucumbir con buen juego a la efectividad del Barcelona, acumulaba cuatro partidos seguidos sin conocer la derrota y, actualmente, lleva una racha de cinco encuentros a domicilio sin saber lo que es perder. Lejos de ser una casualidad, el Eibar se ha convertido en el enemigo a batir por equipos que como el Celta aspiran a volver a la élite del viejo continente.

El técnico azulgrana no podrá sentarse en el banquillo debido a los dos partidos de sanción que le han caído por su expulsión ante los blaugranas y será Iñaki Bea quien dirija a un cuadro armero que llega con las sensibles bajas de Rico, Enrich, Ramis por lesión y Fabián Orellana por sanción.

Casualidades de la vida, el manotazo de rabia ante el Barcelona impedirá al chileno reencontrarse con la que fue su afición durante seis largas temporadas, hasta que un encontronazo con el entonces técnico Eduardo Berizzo le llevó a abandonar el Celta hace poco más de un año y el Eibar pierde al que estaba siendo su jugador más incisivo en las últimas jornadas.

Se mantiene además la incógnita sobre la participación de Dani García, que el martes sufrió un golpe que le provocó un leve esguince de rodilla. El capitán completó sin problemas la última sesión antes del partido tras haber reposado durante dos días y ha sido incluido en la lista de convocados, aunque el preparador vizcaíno se ha llevado a 19 jugadores precisamente por si no le ve en condiciones de jugar.

Las bajas han sido una constante para el Eibar esta temporada y ha sido precisamente su capacidad para adaptarse a competir al límite con lo que tenía, lo que le ha llevado a tener a todos los que sí están disponibles 'enchufados' y con ganas de comerse el mundo. Y es ese compromiso y esa gran competencia lo que le permite concebir cada vez más esperanzas de poder dar otro paso de gigante en este campeonato.

Que no está Ramis, pues juega Lombán o Paulo y el nivel no se resiente. Que finalmente falta Dani, Mendilibar tiene a Jordán o Escalante para suplirle con plenas garantías. Que Orellana se queda en casa, el técnico tiene a Alejo y Pedro León para sustituirle. Casi nada. Porque también estarán los Dmitrovic, Arbilla, Cote, Rubén, Diop, Inui, Kike García y Charles, que llevan tiempo exhibiendo un nivel de forma espectacular, que ha llevado al Eibar hasta la séptima plaza sin que nadie pueda descabalgarle.

Para el Celta este partido tampoco es uno más, sino una de las 14 finales que se han marcado en Vigo para conseguir volver a Europa. Una competición que los gallegos han tenido que ver este año por televisión, después de haber llegado a disputar la semifinal de la Europa League el año pasado.

Nerviosismo en Vigo

El nerviosismo prevalece en una afición y en una plantilla que quieren volver a sonreír con el juego de su equipo después de tres partidos consecutivos sin ganar, en los que además han cosechado dos derrotas, la última el pasado fin de semana ante en Getafe (3-0).

Una goleada acompañada por una mala imagen que les ha dejado en la undécima posición, precisamente a tres de los armeros. Les ven a tiro. Saben que si ganan empatarían a 35 puntos, con el golaveraje ganado por parte de los gallegos, un dato a tener muy en cuenta de cara a la clasificación final.

Esto provoca que los vigueses vayan en busca de esa victoria que les devuelva la sonrisa y las ganas de pelear por el objetivo que se han marcado al inicio de temporada. Para ello, el equipo de Unzúe buscará sorprender a un equipo que causa temor en Balaídos, ya que de las tres veces que les han recibido, el Eibar se ha llevado la victoria en dos ocasiones.

El equipo gallego sacará las mejores armas que tiene disponibles para este partido, en el que causa baja Andreu Fontàs, pero recupera a Brais Méndez.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos