EL GOL CAMBIÓ EL PARTIDO

La Contracrónica

Los armeros se reencontraron con el juego a raíz de adelantarse, vieron más caminos para llegar a la portería rival

J.A. REMENTERÍA
Jordan gana por alto un balón en un duelo con un jugador del Leganés.
Jordan gana por alto un balón en un duelo con un jugador del Leganés. / MORQUECHO

El Eibar se reencontró con el triunfo, lo necesitaba imperiosamente para erradicar cualquier duda. La afición vio ganar a su equipo, lo hizo de manera convincente a raíz del gol de Gálvez, a partir de ese momento el cuadro armero ofreció otra cara bien distinta. Hasta pasados cincuenta minutos, hasta que Gálvez se fabricó su gol con ayuda de Inui, el Eibar apenas generó peligro, los hombres de Asier Garitano se mostraban cómodos y llevaban el encuentro a su terreno. Se pueden sacar un par de conclusiones del choque. Una que si al Eibar le cierra las bandas tiene dificultades serias para generar ocasiones y llegar al área y otra que le falta un hombre que rompa por dentro, esa pieza que tenga el último pase y que sea desequilibrante, se echa en falta. Le costó muchísimo al Eibar coger aire, ser dinámico en su juego y ver espacios ante un Leganés que tenía bien estudiado el juego azulgrana.

Y si hay que destacar a alguien en las filas del Eibar es al central Gálvez. Ante la baja de Ramis tuvo la oportunidad de jugar y ser el jefe en la zaga. Es el partido más completo que le he visto hacer al granadino en el Eibar. Bien el cruce, en el juego aéreo, en el desplazamiento del balón, erigiéndose en la referencia de la zaga. El gol que marcó fue de bella factura, arrancó desde su campo, pasó a Inui a banda y el japonés le puso el esférico con una asistencia perfecta en la cabeza para enviar a la red, entró como una flecha en el área, no dudo de ir a romper entre los centrales, buscó el sitio para ganar la acción hasta la entonces férrea defensa leganense. Esta jugada fue el despertar del Eibar y de Inui, hasta ese momento el nipón estuvo errático porque no le salían sus acciones individuales, incluso se mostró cabizbajo ante sus imprecisiones. Dos chipazos de Inui a la contra levantó los ánimos de Ipurua que vibraba ante la ventaja en el marcador de su equipo. El Eibar volvió a su ser, sufrió una metamorfosis extraordinaria haciendo olvidar cincuenta minutos discretos. Menos mal que la asociación Gálvez/Inui sirvió para reflotar al equipo. Mendilibar a raíz del gol hizo una primera variación, retiró a Bebé, que salió de inicio en la banda derecha, y colocó a Arbilla de lateral derecho y adelantó a Capa.

Acertó el técnico, apostó por Capa arriba para cumplir la doble función de ataque/defensa, el portugalujo es prolífico en ambas funciones, estuvo bien y llevó peligro con su velocidad, cumplió con su doble cometido. El Eibar tuvo sus buenos momentos. El delantero Enrich no paró de peinar balones y de luchar por la posesión. Los balones largos de Dmitrovic buscaban a Enrich. Otra de las notas del partido fue que en la noche de ayer el juego del Eibar no salió jugando desde atrás. El portero serbio colocó infinidad de balones arriba, su golpe es potente y bien dirigido, el Eibar buscó llegar de la manera más rápido y hacerse con las caídas, esta fue una de las facetas del juego armero.

El banquillo no quiso que el Leganés se hiciera dueño del centro campo y retiró Kike García para colocar a Escalante junto a Dani García en la medular y adelantar a Jordán como media punta. El centrocampista tiene calidad, recursos y habilidad para desenvolverse por delante de los pivotes y acompañar a la línea ofensiva. Escalante se multiplicó en el esfuerzo y su presencia apuntaló la zona ancha. Era primordial ganar, fundamental para sumar puntos de la tranquilidad. El Leganés a priori es de la Liga del Eibar, por tanto no se podía dejar pasar esta ocasión, era clave sacar los tres puntos para tener confianza. Portería a cero con victoria es una buena combinación para mirar a futuro con moral reforzada. Ahora hay que pensar en el Barcelona, el martes el Eibar rinde visita a un rival exultante, se sabe que esta misión tiene mucha dificultad, pero con la victoria ante el Leganés, con seis puntos en el casillero, se ve de otra manera.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos