S.D. Eibar

El S.D. Eibar, en busca de la personalidad perdida

El equipo se entrenó ayer en Atxabalpe bajo la lluvia.
El equipo se entrenó ayer en Atxabalpe bajo la lluvia. / FÉLIX MORQUECHO

El Eibar quiere reencontrarse con su juego y su estilo ante un Leganés que se mira en el espejo armero

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar distó mucho de ser el Eibar en la última jornada en Sevilla y si hay algo a lo que el entrenador armero no renuncia es a su estilo y a la valentía que lo caracteriza. Cuando se pierde como lo hizo el cuadro azulgrana en el Sánchez Pizjuán, se cuentan las horas para que llegue el siguiente partido y poder redimirse, primero por uno mismo y segundo por una afición que asistió con preocupación a uno de los peores partidos de la era Mendilibar. Y sin esperar demasiado, les llega el momento de hacerlo ante un Leganés, un rival directo en la lucha por eludir el descenso, que despegó como una exhalación con sendos triunfos en las dos primeras jornadas, y que también afronta el choque con ganas de mitigar el dolor que le provocó la derrota sufrida el pasado fin de semana en el derbi madrileño ante el Getafe.

El conjunto eibarrés ansía además puntuar por primera vez en un Ipurua que cumple nada menos que 70 años, después de que el Athletic se llevara los tres puntos del derbi inaugural sin hacer excesivos méritos. Fallido el primer intento de convertir el feudo armero en un fortín, no queda demasiado margen para maniobrar en casa, toda vez que los próximos desplazamientos son de esos en los que suele ser heroico pescar algo de provecho.

Y una semana más, el Eibar tendrá que pelear casi con lo puesto, ya que a las bajas de Yoel, Pedro León y Fran Rico, tres titulares indiscutibles en la pasada campaña, se le ha sumado la de Iván Alejo, el aspirante a suplir al extremo murciano, que regresó de tierras andaluzas con una rotura parcial en el menisco y un enorme susto en el cuerpo porque pensó que su lesión era aún más grave. Y por si fuera poco, ayer Mendilibar anunció por sorpresa que Iván Ramis, otro de los fijos en su esquema, también causa baja al no haberse recuperado de un golpe que sufrió en el gemelo.

Gálvez se antoja el candidato principal a ocupar la plaza que deja el balear, aunque David Lombán, el último en incorporarse cerrado ya el mercado de fichajes, también está en disposición de jugar, al igual que Arbilla, las dos novedades de la convocatoria junto al retorno de Joan Jordán. Tras cumplir su sanción por la roja ante el Athletic, el catalán podría desplazar a Escalante al banquillo.

Para la banda derecha, que se ha quedado prácticamente huérfana, es probable que el técnico confíe de nuevo en Rubén Peña, que ya fue titular en las dos primeras jornadas y que sustituyó a Alejo en Sevilla cuando se retiró en camilla.

En cualquier caso, y aun reconociendo que la imagen que dio su equipo no le gustó, Mendilibar insistió en que «No hay que cambiarlo todo por una tarde mala». No hay que tropezar en la misma piedra. «Debemos ser sensatos y conocer los errores que hemos cometido, y a partir de ahí mejorar». No quiere bajo ningún concepto que su equipo «se eche para atrás». Debe encontrar de nuevo la personalidad que perdió en el Sánchez Pizjuán. «El equipo debe hacer lo que hace siempre, que es presionar arriba y jugar en campo contrario».

Visita del embajador nipón

Además de la visita del Leganés, un equipo casi hecho a imagen y semejanza del Eibar, también habrá otra ilustre presencia en el palco de Ipurua, ya que está previsto que esta tarde visite las instalaciones el embajador de Japón en España, Masashi Mizukami, quien después de tener que rehusar una invitación del Eibar para presenciar el partido ante el Madrid por motivos de agenda, invitó a Takashi Inui a formar parte de la comitiva que acompañó a los Reyes en su primer viaje institucional al país nipón.

Ipurua volverá a reeditar un clásico la Segunda División durante la década de los noventa y propiciará el retorno, por segundo año consecutivo, del bergarés Asier Garitano, que fue uno de los nombres que se pusieron encima de la mesa a la hora de sustituir a su tocayo de apellido Gaizka Garitano. Finalmente, Mendilibar le ganó la carrera por el banquillo, pero una temporada después, el técnico del Leganés tuvo su recompensa al lograr el ascenso del club pepinero.

El vasco ha utilizado el mismo once en las tres primeras jornadas de Liga jugadas hasta la fecha, pero hay dudas sobre si lo mantendrá en Eibar. Con los últimos fichajes ya a pleno rendimiento y el griego Siovas con más ritmo tras su lesión podría darse alguna modificación. Quien se perderá el partido será el lateral derecho Tito, ausente por lesión.

Los blanquiazules, que ya se impusieron al Espanyol en su primer partido a domicilio de la temporada y suman seis puntos que les sitúan quintos, necesitan además recuperar las buenas sensaciones, ya que el próximo miércoles espera un rival que puede ser directo.

Más

Fotos

Vídeos