S.D. Eibar

Arbilla tiene la llave para facilitar una nueva salida de Calavera

Jordi Calavera con Juncà, en el entrenamiento de Atxabalpe.
Jordi Calavera con Juncà, en el entrenamiento de Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

El Eibar esperará a ver la evolución de la lesión del navarro antes de dar su consentimiento a la cesión del catalán al Nástic, uno de sus pretendientes

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Jordi Calavera (1995, Cabra del Campo, Tarragona) tiene bastante asumido que su futuro inmediato está de nuevo lejos del Eibar. Pero antes de tomar una decisión definitiva sobre su posible cesión al Nástic o a alguno de los numerosos equipos de Segunda que le pretenden, el club armero quiere esperar a ver cómo evoluciona la lesión que sufre Arbilla en su maltrecho tendón de Aquiles. La entidad tarraconense ya ha mostrado, a través de su presidente Josep María Andreu, su deseo de recuperar al jugador al que hace poco más de un año apartaron del equipo tras desvelarse su fichaje por el Eibar, y según desveló el propio mandatario, Calavera estaría negociando una ampliación de contrato con la entidad armera antes de que se consume su préstamo al club en el que se crío.

En cualquier caso, al joven lateral catalán no le va a quedar más remedio que esperar unos días para ver resuelta su situación ya que, aunque sea de forma involuntaria, Arbilla tiene en su mano la llave de su salida. Los servicios médicos del club quieren estar seguros de que la tendinopatía que sufre el navarro en el Aquiles derecho, que le mantendrá las tres próximas semanas en el dique seco, no acabe siendo un problema crónico que le impida jugar de manera continuada. Y para ello es preciso aguardar al diagnóstico que arrojen las pruebas médicas que se le realizarán en los próximos días.

Calavera retornó al Eibar este verano con la mayor ilusión del mundo tras el excelente rendimiento que ofreció durante su año de cesión en el Lugo, pero los problemas físicos que ha arrastrado durante la pretemporada y, sobre todo, la gran competencia que existe en su demarcación, con Capa y el propio Arbilla, le sitúan como el candidato número uno para ser el descarte que Mendilibar debe realizar para dejar sitio a la llegada de un central.

Según el presidente del Nástic, Calavera negocia una ampliación de su contrato con el Eibar

El hecho de que el técnico azulgrana le dejara fuera de la convocatoria del primer partido ante el Málaga, incluyendo en la misma a un Juncà que según dijo él mismo no estaba para jugar, no deja lugar a dudas sobre quién es el sacrificado. Y que el jugador estuviera el pasado sábado en el Nou Estadi presenciando 'in situ' el debut con mal pie del Nástic ante el Almería también refleja cuál es el destino deseado por él.

Al tarraconense le resta aún un año más de contrato con el Eibar, pero parece que tanto él como el Eibar desean ampliar este vínculo antes de pactar un nuevo préstamo. Eso es al menos lo que reveló el presidente del Nástic en unas declaraciones concedidas a la SER en Tarragona, en las que se mostró muy transparente. «Calavera está intentando ampliar su contrato y después aceptará una cesión. Si el Eibar acepta, estaríamos dispuestos a que se incorporara al Nástic. El jugador tiene una clara disposición de venir, pero a ver qué decide el Eibar».

Medio millón por Nano

El que no parece que vaya a salir, no al menos al Tenerife, es Nano Mesa, a tenor de lo dicho por el secretario técnico del club Charrua, Alfonso Serrano, quien ha asegurado que a día de hoy es «imposible» conseguir la cesión del delantero tinerfeño, ya que según indicó, el Eibar pide más de un millón de euros por el préstamo.

El club canario ha rechazado esta petición, pero no arroja la toalla, ya que según insiste Serrano, el delantero azulgrana sí desea retornar a casa. «Nos piden más de un millón de euros por temporada, cantidades que no está dispuesto a pagar el club por una cesión. Es imposible para una sola temporada, y no es porque el chico no quiera venir».

Quedan nueve días para que se cierre el mercado veraniego y no hay que olvidar que el Eibar es muy dado a las sorpresas de última hora. Veremos.

Más

Fotos

Vídeos