S.D. Eibar

El antídoto para curar los males defensivos del Eibar

Ramis durante una sesión de entrenamiento. / MORQUECHO

El retorno de Iván Ramis ante el Deportivo genera la ilusión de poder cortar en seco una sangría que se ha saldado con 13 goles recibidos en los tres últimos partidos

LETIZIA GÓMEZ

Estas dos últimas semanas sin competición han servido para que Mendilibar recupere a Ramis y Gálvez de cara al choque del domingo (12.00 horas) ante el Deportivo de la Coruña, y también para intensificar el trabajo defensivo con el fin de cortar de raíz la sangría sufrida en las tres últimas jornadas, en las que el Eibar recibió 13 goles repartidos en las tres goleadas consecutivas sufridas frente al Barcelona (6-1), Celta (0-4) y Villarreal (3-0).

El equipo armero necesita encontrar cuanto antes el antídoto para curar sus males y todo apunta a que en la receta a expedir el de Zaldibar podría escribir el nombre de ambos, aunque gran parte de las esperanzas de la afición están depositadas en el retorno del balear, ausente del equipo desde que cayó lesionado en la tercera jornada ante el Sevilla.

El mallorquín también es consciente de la ilusión que genera su posible vuelta a los terrenos de juego, aunque más que como una presión añadida se lo toma «como un halago», aunque apunta que en ningún caso «voy a cambiar mi manera de jugar por ello».

«Hay que confiar un poco más en el equipo y en lo que ha dado. Podemos darle la vuelta»

«Debemos ser más sólidos, pero también generar más ocasiones», declara el jugador mallorquín

Agradece la confianza de los seguidores armeros, a los que pide que también lo hagan en el resto del equipo, que según recalca «ha demostrado en muchas ocasiones que sabe superar situaciones muy difíciles». Y por eso, y porque aún queda prácticamente todo el campeonato por disputar, afirma que la situación es solventable. «Hay que confiar un poco más en el equipo y en lo que ha dado. Estamos concienciados y estamos trabajando duro convencidos de que puede dar la vuelta. La situación no es tan dramática, ya que ganando el domingo cambiarían muchas cosas».

Mantener la calma

Pero recobrar la tranquilidad pasa precisamente por lograr que los tres puntos se queden en Ipurua, no solo porque se impide que el cuadro gallego, un rival directo, los sume, sino porque no hay que olvidar que el equipo que le esperará el próximo domingo (20.45 h.) en el Santiago Bernabéu será el Real Madrid. «Lógicamente para empezar a salir de esta situación es importantísimo hacernos con los tres puntos e ir recuperando las sensaciones, y eso solo es posible hacerlo trabajando como equipo y manteniendo la calma», explica el central.

Ipurua no está resultando ser el aliado que el Eibar necesita y es preciso volver a conseguir la solidez que siempre está en los genes del equipo. «Tenemos que recuperar nuestra fortaleza y hacer que sea un campo casi inexpugnable para los rivales». Y para ello considera imprescindible «no ponernos nerviosos».

Admite que ser el equipo más goleado no es un plato de buen gusto, pero insiste en que solo hay una forma de darle la vuelta a esta situación. «Es verdad que hemos encajado muchos goles y es lo que se ha quedado en la mente del aficionado. Entendemos que estén preocupados, pero estamos listos y con muchas ganas de darle la vuelta a la situación. Debemos ser más sólidos, pero también crear más ocasiones, apunta». En definitiva, hay que mejorar en todas las facetas.

Fotos

Vídeos