S.D. Eibar

Anaitz Arbilla: «En los peores momentos seguíamos creyendo»

Arbilla despeja un balón en un partido de Liga en Ipurua./FÉLIX MORQUECHO
Arbilla despeja un balón en un partido de Liga en Ipurua. / FÉLIX MORQUECHO
Anaitz Arbilla, jugador de la S.D. Eibar

El navarro ha pasado de ser suplente de Capa en el lateral a «disfrutar» ejerciendo de jefe del centro de la zaga, siendo uno de los revulsivos en la reacción armera

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Los galones no le pesan. Al contrario. Está feliz con un papel de central que no le es desconocido, porque su polivalencia le ha granjeado la posibilidad de jugar muchos partidos en Primera. Lo que no había exhibido hasta ahora era su habilidad para convertir faltas como la que coló por la escuadra ante el Levante y la que casi le clava al Espanyol, su ex equipo.

- Está en un momento muy dulce.

- Estamos en un gran momento en lo personal y también en lo colectivo, después de tres victorias que nos ha dado mucha fuerza.

«Pasar de suplente a titular como central y sentirme tan bien y tan cómodo, es para disfrutar»«Ramis no tiene competencia, es indiscutible dentro y fuera del campo»

- ¿Por qué tenía escondido ese talento para lanzar las faltas?

- (Ríe). Ensayamos cada semana y algunos nos quedamos a tirar faltas. En todos los equipos siempre hay especialistas y es difícil que te dejen cuando ellos tienen esa calidad. Falta Pedro, y yo soy uno de los que se queda a lanzarlas y he tenido la oportunidad y he tenido la suerte de que una ha entrado y en otra no lo hizo por poco, aunque al final terminó siendo gol, que era lo importante.

- Además de Kike García, que lo necesitaba.

- Lo importante era el gol. Me habría gustado que entrara la falta, pero me alegro por Kike, porque vive del gol que le estaba faltando y todos nos sentimos felices por él.

- Tal y como han estado las cosas como para no celebrarlo ante su ex equipo, ¿no?

- Siempre es especial jugar contra ex compañeros y más si has vivido cosas muy positivas como me pasó a mí. El Espanyol siempre quedará en mi corazón. Estuve muy a gusto allí y siempre me sentí arropado por la afición. Pero cuando juegas contra un rival directo solo piensas en ganar. Estábamos muy necesitados de seguir ganando y encima en casa y estamos muy contentos de que lográramos nuestro segundo triunfo consecutivo aquí.

- Curiosamente ha pasado del banquillo a ser una de las claves de la reacción del equipo junto a la irrupción de Alejo.

- Son dinámicas. Ni antes había que resaltar a los que estaban mal ni ahora hay que ensalzar solo a unos. El tema es colectivo. Tengo experiencia en esto y sé que viene y va, que unas veces te echan flores y en otras tomates. Estoy disfrutando de este momento, de estar en el once y de sentirme partícipe de esta racha, y solo espero que sigamos en esta línea.

- Y de ser lateral a oir decir a Mendilibar que es uno de los mejores centrales de la Liga.

- (Risas). No suelo leer mucho, pero esto sí que me ha llegado. Que te regalen los oídos está bien, pero trato de no creérmelo demasiado. Lo importante es seguir en la línea que estamos hasta ahora, pero pasar de ser suplente de Capa a ser titular como central y sentirme tan bien y tan cómodo, afianzándome mucho, es para disfrutar y más si el equipo gana.

- ¿Más cómodo de central?

- Mirando mi trayectoria se ve que he jugado en varias posiciones. Cuando ha fallado alguien he estado ahí jugando mucho. Quizás este sistema me viene mejor.

- Pronto vuelve Ramis, dura competencia.

- Ramis no tiene competencia. Es fijo, sabemos de sus condiciones, lo que aporta y es indiscutible para Mendi, tanto dentro como fuera. Es inteligente, tiene experiencia, calidad, es duro y muy completo. Creo que de hecho es el único indiscutible. Cuando esté tiene que entrar, aunque siempre es complicado cambiar teniendo buenos resultados.

- Mendilibar no es de los que les tiembla el pulso para eso.

- No, es verdad, es de ideas fijas. Es una persona que va de cara, que le ves venir, que sabes cómo es y lo que piensa. Todos partimos desde cero, aunque lógicamente tiene jugadores que le entren más por los ojos, pero si ve que el equipo funciona yo soy más partidario de no tocar, aunque en algún momento tocará.

- Las lesiones, todo un lastre.

- Lo que está pasando es muy cruel, especialmente con los de larga duración. Tenemos muchos castigados y lo están pasando fatal. Es muy triste, sobre todo lo que le ocurre a Fran. El año pasado nos dio muchísimo, tiene mucho talento y no tenerlo en el campo duele. Ojalá se pueda recuperar y sentirse de nuevo futbolista.

- Parece que su tendón de Aquiles le está respetando.

- Voy a tocar madera, pero sí. Es complicado no tener lesiones en una carrera tan larga, pero hace dos años tuve una bastante dura y por medio de una operación quedé limpio. El problema es que al final de la temporada pasada sentí molestias en el otro tendón y temí vivir otro calvario igual, pero parece que no está tan afectado y me permite jugar.

- Ha costado frenar la sangría goleadora. ¿Qué ha cambiado?

- Es difícil explicarlo. Empezamos bien, pero luego llegaron partidos muy complicados de encajar muchos goles. Aún en los peores momentos, el equipo seguía creyendo, con las ideas muy claras. Cometíamos errores pero también hacíamos muchas cosas bien y sabíamos que era cuestión de corregir detalles.

- De tocar fondo en Anoeta a la tranquilidad en solo tres partidos.

- Ante Levante y Dépor no ganamos pero cortamos la sangría, aunque ante la Real las sensaciones fueron malas. La goleada ante el Betis fue el impulso que necesitábamos. En aquel parón preparamos al partido al máximo nivel, nos mentalizamos y cada día veíamos que el hambre crecía.

- Hay que acumular remesas para lo que viene en invierno.

- Siempre hablamos de ir partido a partido, pero está claro que sabemos lo que viene. Tenemos que acumular los máximos puntos posibles para arrancar la segunda vuelta con confianza y sin pasar tanto sufrimiento. No hay que relajarse.

- La primera oportunidad llega en Getafe, territorio comanche según el Valencia.

- Es un campo difícil, sin duda. Querrán seguir con su racha y desmarcarse de abajo, pero nosotros también. Los dos luchamos por lo mismo.

- ¿Qué cálculos manejan de aquí al final de la primera vuelta?

- Cálculos se hacen, por supuesto, pero luego igual resulta que sale lo contrario. Nuestro objetivo debe ser intentar ganar este fin de semana ante un Getafe en buena dinámica, jugarles de tú a tú, y después con el resto de rivales que nos quedan.

- Orellana ya ha podido entrenar unos días. ¿Qué impresión ha causado en el vestuario?

- Por su trayectoria, sabemos que es un jugador diferente, de muchísima calidad. Me he enfrentado a él y es espectacular. Es un gran acierto y nos viene de perlas, porque desequilibra, da pases y tiene gol.

- El club va a seguir reforzándose pese a la mejora del rendimiento.

- Es cosa del club y ellos tienen que ver las necesidades, pero somos 25 y si quieren traer más tiene que salir gente y es complicado que alguien quiera irse ahora.

- Su contrato se extiende hasta el 2019. ¿Se ve en el Eibar más allá con los 32 años que tendrá entonces?

- Siempre miras más allá, pero estoy contento y aún me queda un año más. Veremos cómo termina. Después de muchos años volver a casa y en Primera, estar con los de casa disfrutando es una maravilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos