S.D. Eibar

Más alternativas para Mendilibar tras el parón

Dani García regresa al once el lunes. / FÉLIX MORQUECHO
Dani García regresa al once el lunes. / FÉLIX MORQUECHO

El Eibar retorna hoy al trabajo tras un largo fin de semana de fiesta. El técnico armero dispondrá de Dani García y Alejo y confía también en poder recuperar a Escalante e incluso a un animado Pedro León

LETIZIA GÓMEZ EIBAR

El Eibar ha destinado esta insulsa pasada semana sin competición a tratar de recuperar anímicamente a sus jugadores. Tiempo han tenido para hacerlo, puesto que la plantilla ha dispuesto de tres largos días de fiesta para 'desconectar' y recargar fuerzas de cara al condensado calendario que le espera a partir de que el próximo lunes (21.00 horas) reanude la competición liguera recibiendo al Betis en Ipurua.

Si las cosas no se tuercen como ha venido ocurriendo hasta ahora, José Luis Mendilibar dispondrá de nuevas alternativas para empezar a enderezar el rumbo de su equipo. Por de pronto, el técnico recuperará a Dani García tras cumplir la sanción que le impidió participar en el derbi ante la Real, y también podrá contar en mejores condiciones con Iván Alejo, al que sí incluyó en la lista de Anoeta, pero prácticamente para hacer bulto, porque su reaparición se antojaba demasiado apresurada tras la grave lesión que sufrió en su rodilla a principios de septiembre en Sevilla.

El de Zaldibar no pierde la esperanza tampoco de poder tener a su disposición a Gonzalo Escalante, ausente en Donostia después de que en la jornada anterior se retirara en camilla tras sufrir un esguince de grado II-III en el tobillo izquierdo frente al Levante. Los servicios médicos del club armero establecieron que necesitaría un período de recuperación de unas tres semanas, lo que situaría su vuelta a los terrenos de juego precisamente este próximo lunes. Y pese a que pueda parecer algo precipitado, el propio entrenador azulgrana señaló hace escasos días que «sabiendo lo tozudo que es, seguro que Gonzalo se recupera antes de lo que los médicos creen».

Pedro, ansioso por volver

Y tampoco hay que descartar la posibilidad de ver de nuevo a Pedro León vestido de corto y dispuesto a ayudar al Eibar a tomar impulso en la clasificación. El murciano tiene tantas ganas de volver a sentirse futbolista que esta misma semana declaró su deseo de poder estar disponible tras el parón, aunque tan solo lleva un par de semanas incluido en la dinámica de grupo.

Su impaciencia es comprensible. Su último partido se remonta al pasado 21 de mayo, cuando el Eibar despidió su mejor campaña de la historia en la máxima categoría poniendo en apuros a todo un Barcelona en el Camp Nou, pese a que el 4-2 final pueda reflejar lo contrario.

Su rodilla izquierda ya le había dado los primeros avisos de que algo no iba bien y según se supo después, el de Mula pasó por el quirófano justo al término de la pasada temporada. A partir de aquí, sus problemas se multiplicaron. Una cicatrización no habitual tras la intervención le llevaron a estar parado durante toda la pretemporada y, tras un tratamiento conservador que no surtió efecto, hizo temer un nuevo paso por la mesa de operaciones. Sin embargo, un tratamiento más invasivo con plasma rico en factores de crecimiento le han devuelto la sonrisa y la esperanza de volver a ser el jugador fundamental en el que se erigió en el pasado campeonato.

Le dé tiempo o no a estar listo para el lunes, lo cierto es que al menos con Dani García e Iván Alejo de nuevo entre los disponibles, Mendilibar contará con más opciones para variar su once e incluso también para modificar el sistema con cinco defensas que está utilizando en las últimas jornadas, y volver así a su clásico dibujo 4-4-2 para dar una mayor mordiente a su juego ofensivo con hombres de banda que aporten centros precisos al área.

Cuatro partidos en 15 días

Todos ellos y alguno más serán necesarios para afrontar las dos próximas semanas de competición, en las que al Eibar le esperan nada menos que cuatro importantes partidos, tres correspondientes a la competición liguera, más la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Celta.

Y es que solo cinco días después de que concluya el duelo ante los béticos, en el que el Eibar espera lograr el triunfo que le sirva de punto de inflexión, los armeros tendrán que viajar el sábado a Vitoria para jugar el tercer y último derbi vasco de la primera vuelta en el feudo del Alavés (13.00 horas).

Sin apenas descanso, los eibarreses volverán a preparar sus petates para trasladarse el martes, día 25, a Vigo (21.3 horas), donde tratarán de darle la vuelta al negativo resultado (1-2) que cosecharon en su estreno copero ante los gallegos.

Y por si esto no fuera suficiente, el siguiente domingo, 3 de diciembre, el Eibar tendrá que echar el resto para saca adelante su compromiso en Ipurua (18.30 horas) frente al Espanyol.

Fotos

Vídeos