S.D. Eibar

Álex Moreno y Miquel, objetivos para la zaga del S.D. Eibar

Álex Moreno e Ignasi Miquel. /EFE y SUR
Álex Moreno e Ignasi Miquel. / EFE y SUR

El S.D. Eibar pugna con varios equipos por el lateral zurdo del Rayo y por el poderoso central del Málaga

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Eibar está enfrascado en la composición de su próxima plantilla y ha fijado su punto de mira en Álex Moreno (San Sadurní de Noia, 1993), el lateral izquierdo del Rayo Vallecano que anotó el tanto que catapultó al cuadro madrileño a Primera ante el Lugo, así como en el central del Málaga Ignasi Miquel (Corbera de Llobregat, Barcelona, 1992), que ya fue pretendido por el club armero en el pasado mercado invernal, pero que finalmente fue adquirido por el conjunto boquerón tras abonar su cláusula de rescisión al Lugo.

Pese al 'overbooking' existente en las filas azulgranas a la espera de decidir el futuro de los cedidos que retornan, Fran Garagarza tiene muy definidas las carencias a cubrir y está dispuesto a hacer un importante esfuerzo para que estos dos prometedores futbolistas refuercen la zaga.

Una baza a favor

La competencia es feroz, especialmente en el caso de Moreno, cuyo rendimiento en el cuadro vallecano ha despertado el interés de Betis, Girona e incluso el Sevilla. Con contrato hasta 2019, el Rayo se remite a los seis millones de su cláusula, una cifra fuera del alcance de los armeros, que sin embargo cuentan con la baza de poder ofrecer la posibilidad de incluir en la operación a Bebé e incluso a Gálvez, que vivió algunos de los mejores momentos de su carrera durante sus dos temporadas en el equipo franjirrojo (2012-14).

La aportación del portugués, que ha anotado tres goles que reportaron otros tantos triunfos y que ha regalado tres asistencias más en los 17 partidos disputados allí, ha resultado fundamental para el retorno a la máxima categoría de los rayistas, que no verían con malos ojos su retorno al equipo a la vuelta de las vacaciones. En cualquier caso, no se antoja una operación sencilla, puesto que el 50% de los derechos del extremo luso pertenecen al Benfica, por lo que el Eibar no es el único con derecho de decisión en este caso.

Álex Moreno

Nacimiento
El 8 de junio de 1993 en Sant Sadurní de Noia (Barcelona). Tiene 24 años.
Inicios
De la cantera del Vilafranca pasó al juvenil del Barcelona (2011), pero al no ser titular, fichó por el Llagostera (2012) y después por el Mallorca.
Etapa vallecana
El 15 de julio de 2014 Moreno firmó un contrato de cuatro años con el Rayo.

Ignasi Miquel

Nacimiento
El 28 de septiembre de 1992 en Corbera de Llobregat (Barcelona). Tiene 25 años.
Inicios
De la cantera del Espanyol pasó a la del Barcelona.
De Inglaterra a Galicia
En 2010 inició su aventura inglesa en el Arsenal y, tras pasar por el Leicester y Norwich, fichó por la Ponferradina y después por el Lugo. En diciembre llegó al Málaga .

El jugador es consciente de la pugna que hay por él y se muestra abierto a negociar pese a que está atado contractualmente hasta el verano del año que viene. «Tengo contrato con el Rayo. Es verdad que hay intereses de otros equipos y habrá que sentarse este verano y a ver qué pasa», declaró recientemente el extremo reconvertido a lateral durante un acto de firmas de autógrafos al que acudió precisamente con Bebé.

El Eibar ha pujado fuerte, ofreciéndole al menos tres años de contrato con una ficha elevada, toda vez que el director deportivo entiende que el joven catalán se adapta como un guante al perfil de jugador que cumple las exigencias de Mendilibar de contar con laterales se sumen con criterio y velocidad a las tareas ofensivas.

Otro de los posibles candidatos a ocupar esa posición es Dani Castellano, un lateral que el Eibar ha seguido con mucho interés durante esta campaña, pero pese a que el Las Palmas es consciente de que va a ser casi imposible retener al grancanario, el Las Palmas está poniendo trabas a su salida.

Catarsis en Málaga

Igual de complicada y ambiciosa se antoja la incorporación de Ignasi Miquel, un potente central de 1,88 metros de estatura que el Eibar persigue para completar el eje de su zaga.

Al margen del interés que despierta en algunos equipos de la Liga y entre varios de los aspirantes que luchan por subir a Primera, el gran problema que se presenta en este caso es la catarsis que se está produciendo en el Málaga tras la pérdida de categoría.

El plantel blanquiazul se marchó de vacaciones sin saber cuál será su futuro, mientras la inactividad generalizada en todos los departamentos del club ha llevado a los trabajadores a remitir un escrito al jeque catarí Abdullah ben Nasser Al Thani, propietario de la entidad, para que dé una respuesta rápida sobre sus intenciones.

El catalán, que ya fue tanteado por el Eibar durante el pasado mercado invernal, se decantó entonces por el Málaga, que lo compró al Lugo por los 600.000 euros que estipulaba su cláusula y le firmó un contrato por tres temporadas hasta junio de 2021.

Según llegó, se ganó la ganó la titularidad, primero con Míchel en el banquillo y, tras la destitución del técnico madrileño, también fue un fijo en las alineaciones de Paco González. Con 20 partidos a sus espaldas ha sido de los pocos que se han salvado de la quema en un conjunto en el que, en cuanto reaccione al durísimo golpe sufrido, tendrá que ir soltando lastre porque hay muchos jugadores como Keko o Adrián que no van a querer jugar en Segunda. En el Eibar no tienen sitio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos