S.D. Eibar

La dura adaptación de Iván Alejo en el S.D. Eibar

Captura de televisión de Iván Alejo, que llora desconsolado en el banquillo del S.D.Eibar en Girona./BEIN
Captura de televisión de Iván Alejo, que llora desconsolado en el banquillo del S.D.Eibar en Girona. / BEIN

Las lágrimas de Alejo en Girona son el reflejo del mal momento que atraviesa. Después de ser uno de los impulsores de la reacción del S.D. Eibar tras recuperarse de su lesión, el pucelano ha perdido su sitio en el equipo

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Dar el salto a Primera es el sueño de todo futbolista, e Iván Alejo hizo el suyo realidad el pasado verano cuando el S.D. Eibar abonó 400.000 euros al Alcorcón para ficharlo por cuatro temporadas. Sin embargo, como en todo en la vida, a veces lo difícil no es llegar, sino saber adaptarse y mantenerse en lo alto, y es precisamente esto lo que más le está costando conseguir al joven pucelano de 23 años, que está tratando de recomponer su maltrecha moral tras derrumbarse en el banquillo de Montilivi al de haber sido sustituido después de haber saltado desde el banquillo en la primera mitad para suplir al lesionado Pedro León.

Aunque el S.D. Eibar logró una espectacular goleada en el feudo del Girona (1-4), la imagen más repetida del partido fue precisamente la de un Iván Alejo abatido, sin poder encontrar consuelo pese a los esfuerzos de Dmitrovic por tratar de reconfortarle.

El propio Mendilibar trató de apaciguar los ánimos después al aclarar que con su decisión de retirarle del campo no pretendía ni castigarle ni darle una lección porque no estuviera cumpliendo con el cometido que le había encomendado, sino que se trató de un cambio táctico que el equipo necesitaba porque estaba atravesando por sus peores momentos. Pero el de Zaldibar también dijo que no era la primera vez que hacía algo similar y además de puntualizar que «probablemente no será la última». También añadió que «de estas cosas se aprende».

Tras tomarse unas horas para reflexionar, el jugador del S.D. Eibar publicó un mensaje en su cuenta de Twitter para agradecer todas las muestras de cariño que ha recibido. «Ayer fue un día muy difícil, quería dar las gracias desde la primera muestra de cariño hasta la última que me ha llegado. Los futbolistas también somos humanos, lloramos, sufrimos».

Más penurias que sonrisas

Y es que en la campaña de su debut en la máxima categoría con el Eibar le ha tocado vivir más momentos tristes que alegrías. Pese a que generó unas notables expectativas en la pretemporada después de haber sido uno de los grandes destacados en Segunda, no logró ser titular hasta que en la tercera jornada partió de inicio frente al Sevilla. El debut soñado se tornó en pesadilla cuando a la media hora de partido sufrió una escalofriante lesión en la rodilla izquierda.

«Agradezco las muestras de cariño; los futbolistas somos humanos, lloramos, sufrimos»

Tras la llegada de Orellana y la reaparición de Pedro León, Aleo solo ha sido titular en el S.D. Eibar en tres partidos

Afortunadamente, sus ligamentos no se vieron afectados y, tras confirmarse que padecía una rotura parcial de la cápsula posterior del menisco, solo necesitó de mes y medio para recuperarse, antes de reaparecer en la duodécima jornada ante el Betis para erigirse en uno de los principales impulsores de la reacción que propició que el Eibar sumara 19 de los 21 puntos que se repartieron hasta el final de la primera vuelta.

Jugó los nueve partidos posteriores al duelo ante los verdiblancos como titular, incluidas las dos primeras citas de la segunda vuelta, pero la llegada de Orellana y la posterior reaparición de Pedro León le fueron dejando sin sitio en el equipo, hasta el punto de desde entonces solo ha figurado en tres alineaciones iniciales. Está sancionado ante el Las Palmas, así que solo le queda el último partido para poder resarcirse. Calidad tiene como el que más. Ahora le falta madurar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos