S.D. Eibar

Alejo esquiva el quirófano pero tiene para dos meses

Ivan Alejo, en una disputa con Escudero antes de caer lesionado, el sábado en Sevilla. / EFE
Ivan Alejo, en una disputa con Escudero antes de caer lesionado, el sábado en Sevilla. / EFE

Las pruebas revelan que sufre una rotura parcial en su rodilla izquierda y será sometido a un tratamiento conservador

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Exhalación de tranquilidad en el Eibar al conocer que Iván Alejo podrá estar jugando de nuevo en apenas dos meses. Los temores de que sufriera una grave lesión que le obligara a pasar por el quirófano y perderse buena parte de la temporada eran tan grandes que hasta el propio jugador ha acogido con alivio un diagnóstico que determina que sufre una rotura parcial de la cápsula posterior de la rodilla izquierda, que requerirá un periodo de recuperación de entre seis y ocho semanas.

Liberada ya tensión que tenía acumulada desde que el sábado protagonizara una de las imágenes más espeluznantes de la jornada, el joven pucelano aprovechó su cuenta de twitter para expresar su alegría por no padecer una lesión tan grave como se temía y agradeció todos los mensajes de apoyo que ha recibido desde entonces. «Gracias a Dios en dos meses estaré de nuevo dando guerra. Gracias a todos por las muestras de cariño en estos días», publicó.

Los servicios médicos del club descartan que los ligamentos de la rodilla estén afectados, que era precisamente lo que más inquietaba al club y al futbolista. Afortunadamente, el extremo esquiva el quirófano y será sometido a un tratamiento conservador con el que se espera restablecer por completo esa pequeña rotura que sufre en el menisco.

Un mal menor para lo que pudo ser, ya que los compases posteriores a esa acción en la que su articulación se dobló por completo tras una mala caída en un salto invitaron a pensar en lo peor. Por las muestras de dolor y la expresión de miedo en su rostro dio la sensación de que el jugador se había roto y el semblante de preocupación del médico tras haberle examinado parecían anticipar la peor de las noticias.

Sin embargo, las pruebas han arrojado un resultado más tranquilizador de lo esperado y el futbolista, que no tuvo un buen debut como titular en Sevilla, sabe que en unas pocas semanas estará de nuevo plantando batalla.

A la espera de Pedro León

Eso no quita para que el Eibar se vea envuelto en una situación comprometida en los dos próximos meses debido a que la baja de Pedro León deja a Mendilibar sin sus dos bazas para esa banda derecha, aunque se mantiene la esperanza de que el murciano pueda reaparecer en un espacio corto de tiempo.

Pese a que no se han dado a conocer detalles sobre la marcha de su recuperación, el club y el propio futbolista se muestran algo más optimistas después de que su rodilla haya dado signos de mejoría gracias al nuevo tratamiento al que está siendo sometido.

Después de la magnífica campaña que protagonizó en el pasado ejercicio, en el que se convirtió en el segundo máximo anotador del equipo armero y también en el mejor asistente, el extremo ha vivido con cierta ansiedad estas últimas semanas sin poder participar en el trabajo de grupo, pero todo apunta a que Pedro León ya vislumbra la luz al final del túnel y que en unas semanas se le podrá ver de nuevo en acción.

Por de pronto para las próximas jornadas el técnico, José Luis Mendilibar, tendrá que confiar en Rubén Peña, o bien cambiar de ubicación a Inui, aunque también le queda la opción de volver a utilizar a Capa como extremo.

Más

Fotos

Vídeos