S.D. Eibar

Alejo y Dani García se unen al grupo de cara al domingo

Dani García./
Dani García.

Escalante entrenó parcialmente y Capa no se ejercitó en una vuelta al trabajo con indicios positivos, pese al revés copero

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Cuando el cielo está encapotado, cualquier claro que se abra se acoge con ilusión, y eso mismo es lo que hace el Eibar con cada indicio positivo que se le presenta en el camino. Y desde luego ver a Dani García y a Iván Alejo completar el entrenamiento de ayer con total normalidad es todo un destello que alienta el optimismo.

Todavía es pronto para afirmar que ambos puedan estar disponibles de cara al partido del domingo (18.30 h.) ante el Levante, pero ya solo el hecho de que compartan sesión con el resto de sus compañeros sin sentir molestia alguna ya supone un soplo de energía y un claro síntoma de que los dos van a poder volver en un corto espacio de tiempo.

El capitán parece contar con más boletos para reaparecer de forma inmediata, después de haberse perdido el choque liguero frente al Real Madrid y el duelo copero frente al Celta. El extremo pucelano, por su parte, acaba de salir de una importante lesión de rodilla que se produjo en Sevilla el pasado 9 de septiembre y necesitará algo más de tiempo para ir adquiriendo el ritmo de competición, aunque es probable que Mendilibar le vaya dando minutos de manera paulatina.

También se puede calificar de positivo el hecho de que Gonzalo Escalante participara parcialmente en el entrenamiento de ayer, mostrando una clara mejoría de la contusión en el tobillo derecho que sufrió en el Santiago Bernabéu, aunque toda precaución es poca con los antecedentes que acumula el equipo armero.

El que no estuvo en condiciones de trabajar fue Ander Capa, aquejado de una distensión en el sóleo de la pierna izquierda, que le podría llevar a perderse su primer partido de esta temporada, toda vez que ha sido titular en los nueve consumidos hasta la fecha.

Se aclara el panorama

Pero hay más indicativos que certifican un cierto progreso. La derrota en la Copa frente al Celta es otra muesca en la larga lista de reveses que está sufriendo el equipo azulgrana, pero la imagen, el juego y la actitud que se vieron en los segundos 45 minutos sirven para aclarar un panorama que se presentaba muy oscuro antes del choque. Las lesiones de Dani García, Escalante y Capa venían a sumarse a los cinco pacientes casi fijos de la enfermería y se antojaba complicado plantar cara al Celta con el plantel prácticamente en cuadro.

Sin embargo, y aun sin obviar los fallos defensivos que propiciaron los dos tantos con los que los gallegos se llevaron el triunfo parcial en la ida de los dieciseisavos, es preciso remarcar las buenas sensaciones que dejaron los jóvenes que conformaron la línea medular, así como la valentía mostrada en el juego ofensivo

Rivera se postuló como una opción a tener más que en cuenta pese a su juventud, al igual que el canterano Sarriegi, alabado por el propio técnico al término del choque. Además, el Eibar se reencontró con el gol por medio de Sergi Enrich tras tres jornadas ligueras seguidas sin ver puerta y hubo opciones para conseguir un mejor resultado.

Más

Fotos

Vídeos